Hablar del vino en ESTADOS UNIDOS es prácticamente hablar de California. Hasta un 90% del vino estadounidense proviene de este estado (con más de 16 millones de Hl), que por su tamaño y situación geográfica, supone un lugar inmejorable para el cultivo de la vid. A pesar de que ha habido zonas productoras de alguna relevancia en otros estados de la Unión, como Nueva York (Finger Lakes), Washington (Columbia Valley), Oregon (Umpqua Valley) o Massachusetts (Martha’s Vineyard), y así hasta 35 estados con producción vinícola, no es menos cierto que California ha sido y sigue siendo el auténtico estandarte de los vinos norteamericanos. Las primeras cepas las trajeron los conquistadores españoles desde Méjico, en 1524. Con ellas se procuraba el vino de misa que los frailes difícilmente podían traer desde la madre patria a tal efecto. Los resultados de aquellos primeros vinos fueron tan positivos que, ya en 1595, a instancias de las protestas generalizadas de los vendedores de vino español, Felipe II prohibió el cultivo de la vid en el Nuevo Mundo, bien es verdad que consiguiendo tan sólo una obediencia parcial a su decreto …

La producción de vinos mexicanos y cultivo de viñas en grandes extensiones de tierra se realiza dentro de los estados de Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Coahuila, Durango, Guanajuato, Nuevo León, Puebla, Querétaro, Sonora y Zacatecas, la mayor producción se da principalmente en el municipio de Ensenada, en los valles de Guadalupe, San Vicente, Ojos Negros y Santo Tomás. En esta zona privilegiada por estar situada en la franja norte del vino y sus características climáticas, lo que convierte a Baja California como la capital mexicana del vino, concentrando el 80% de la producción nacional.

Se cultivan viñas o parras en algunos municipios de los estados de San Luis Potosí, Hidalgo, Jalisco y Campeche que la secretaría de SAGARPA registró en el año 2010 como cultivos de uva de mesa para consumo interno sin producción vinícola.3 En año 2013, se experimentó en Guerrero, Michoacán, Tlaxcala, Tamaulipas, Oaxaca y Chiapas la reintroducción de viñedos para futuros proyectos de expansión de la producción vitivinícola, impulsado por SAGARPA y la Universidad de Sonora, a través del CONACyT, esperando que se logre rentroducir la vid en todos los estados de país, mismos que permitan la exportación de uva de mesa y vinos a países como Estados Unidos, China, Nueva Zelanda, Belice y Guatemala.

Mostrando el único resultado