La producción de vino en el mundo se extiende por los cinco continentes, en numerosísimos países situadas en las más diversas latitudes, que van desde los más de 50º Norte de algunas zonas de Canadá, Alemania o el Reino Unido hasta los 40º Sur de regiones vitivinícolas de Argentina o Australia.

Pero son tres países (Francia, Italia y España) los que concentran la mitad de la producción mundial de vino, mientras que los diez primeros productores (añadiendo a los anteriores Estados Unidos, Argentina, China, Australia, Sudáfrica, Alemania y Chile) suman el 80% del vino elaborado en el mundo.

Mostrando el único resultado