Los comerciantes de la zona normalizaron en el siglo XIX una serie de botellas de distintas capacidades, a las habituales de 75 cl.

el octavo: de 9,4 cl (en desuso)
el cuarto: de 18,75 ó 20 cl, que en España se denomina «benjamín»,
la media: 37,5 cl.

Estos doa ultimos formatos son los habituales en pequeñas celebraciones, brindis de parejas y conmemoraciones intimas.

Mostrando los 9 resultados