Alella es una denominación de origen catalana situada al norte de Barcelona, en la comarca del Maresme, junto al mar Mediterráneo. A esta denominación pertenecen los municipios de Alella, Cabrils, Martorellas, el Masnou, Montgat, Premiá de Dalt, Premiá de Mar, San Fausto de Campcentellas, Vilasar de Dalt, Santa María de Martorellas de Arriba, Teyá, Tiana y Vallromanes.
El viñedo se asienta sobre terreno arenoso de origen granítico. Goza de un clima mediterráneo en la parte de la costa, siendo más continental hacia el interior. Tiene una temperatura media de 15º y unas precipitaciones anuales de 600 mm. La sierra litoral detiene el viento que proviene del mar y condensa la humedad. Se trata de una denominación muy pequeña, que históricamente proporcionó el vino que se vendía en la ciudad de Barcelona, pudiéndose señalar su apogeo en la década de los años 1880.
Los vinos más característicos de esta denominación son los blancos, secos o dulces. La variedad más típica es la Xarel·lo o pansa blanca y la garnatxa blanca; la pansà a menudo se mezcla con chardonnay o sauvignon blanc. Hace vino rosado fresco y ligero con garnacha, pansá rosada y merlot. Por último, hace un vino tinto afrutado y suave, siendo la cepa tinta más típica la tempranillo, aquí llamada ull de llebre (en catalán, literalmente, «ojo de liebre»).

Mostrando los 3 resultados